Comida DBC 3 de mayo

Hace 4 semanas

La población mundial y la demanda de agua (potable) está creciendo a un ritmo sin precedentes. Y mientras tanto, nuestro planeta se enfrenta cada vez más a los desafíos del cambio climático.

La sequía, la desertificación y en general el aumento de las temperaturas están afectando a nuestro entorno. Cambios en nuestra forma de vivir son necesarios y necesitamos encontrar urgentemente soluciones que permitan a la humanidad mirar hacia el futuro con esperanza y optimismo.

La población mundial se acerca a los 8 mil millones, y con cada año que pasa el impacto del ser humano en el planeta es más difícil de ignorar. Nuestras ciudades, infraestructura, agricultura y contaminación son algunas de las formas de estrés que ejercemos sobre el mundo natural, y los investigadores estiman que en la actualidad ya ha modificado el 14,6 % (18,5 millones de km²) de la superficie terrestre. Llama la atención que la mayoría de estas áreas modificadas se encuentran cerca de fuentes naturales de agua dulce. Buen ejemplo es Egipto, donde el 95% de sus 102 millones de habitantes viven a orillas del Nilo y en el delta del Nilo en apenas el 2,4% de la superficie total del país.

Esto ilustra cuán importante es que encontremos recursos hídricos alternativos. Tecnologías que se pueden usar de forma autónoma sin estar conectado a la red y que permiten que la agricultura y la naturaleza revivan en lugares remotos y desiertos.

En abril de 2018 invitamos a una persona muy especial a nuestro almuerzo DBC. El artista e inventor holandés Ap Verheggen. Desde esta visita a Madrid, seguimos a Ap de cerca y comprobamos con gran expectación e interés la evolución de su proyecto Sunglacier. Cuando su invento se convirtió en la pieza clave del pabellón holandés en la última Expo Universal de Dubái, muchos de nosotros celebramos este hito. Una “unidad agua del aire” alimentada por energía solar, instalada en el techo del pabellón, produciendo hasta 1200 litros de agua fresca y limpia todos los días. La presentación ante una audiencia mundial de una gran innovación que podría cambiar el futuro de la humanidad.

Como el pasado 31 de marzo se bajó el telón de la Expo 2020 encontramos a Ap dispuesto y disponible para asistir a nuestro próximo almuerzo DBC. Compartirá con nosotros las experiencias que tuvo en Dubái, los últimos desarrollos y las perspectivas para llevar a la producción masiva del Sunglacier, así como el proyecto que lanzó recientemente con el cantante y compositor holandés Janieck.

Como este pasado invierno el cambio climático provocó una sequía extrema, arrasando los cultivos en España, consideramos que el tema de nuestro próximo almuerzo es de especial importancia e interés para nuestro país anfitrión. Por tanto, los amigos españoles de la DBC también están invitados a nuestro almuerzo el 3 de mayo.